A Cel Obert escoge un tema para cada una de sus ediciones con la voluntad de crear un hilo conductor que genere relaciones conceptuales y funcione como nexo de unión entre las diferentes intervenciones efímeras. Es por este motivo que el jurado valorará, entre otros aspectos relevantes, la adecuación de los participantes a la temática propuesta, así como la originalidad y la calidad en la hora de coger el concepto, ya sea este entendido de manera literal o metafórica.

El tema de la séptima edición, que corresponde al año 2020, es: Curiosidad.

1 f. [LC] Calidad de curioso. Que se interesa a ver, a conocer, algo.
2 f. [LC] Cosa rara, extraña, que despierta el interés y llama la atención.
Fuente: Diccionari de l’Institut d’Estudis Catalans

1.f. Calidad de curioso. Inclinado a enterarse de cosas ajenas y aprender lo que no conoce.
4. adj. Que llama la atención o despierta interés por su rareza y originalidad.
Font: Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española

Descubrir y aprender van de la mano. Y muchas veces no lo asociamos porque nos lo pasamos bien destapando historias que estaban silenciadas, desenmascarando rostros que eran desconocidos o desnudando figuras que nunca se habían sentido tan cerca. Y mientras investigamos y exploramos siempre nos sorprendemos, conquistamos aquello que veíamos inabarcable y nos conectamos a la verdad.

La curiosidad nos mueve y nos lleva a la realidad: revela lo que no sabemos, muestra lo que no queremos exhibir y exterioriza nuestro interior. El proceso tiene la función de destapar nuestras debilidades, de indagar fervorosamente sobre aquello que antes se nos mostraba con discreción y de encontrar en la cotidianidad las máximas rarezas y complicidades. Este engranaje tiene como resultado la autenticidad de las personas, la exactitud de nuestro pensamiento y la afirmación inequívoca que mientras descubrimos nos educamos, nos formamos y aprendemos sin cesar.