Víctor Solanas-Díaz es un artista nacido en Tolosa (Guipúzkoa), doctor en Historia del Arte y licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Salamanca. Ha realizado también estudios de Piano y Composición en el Conservatorio de Salamanca. Esta doble faceta formativa se hace evidente en su trabajo artístico, que fluctúa entre el análisis del factor temporal en relación con los procesos culturales y la dimensión de lo real como sistema modificable mediante el discurso. Todo ello se muestra siempre con un carácter de intervención artística entendida como escenografía y espacio para la reflexión pública.

Solanas-Díaz ha sido becado por instituciones como la Casa de Velázquez, la Fundación BilbaoArte, la Universidad de Salamanca o la Diputación Provincial de Zaragoza. Su obra ha sido seleccionada en más de un centenar de premios y certámenes de artes plásticas, y ha participado en ferias de arte contemporáneo a nivel nacional como Arco y JustMad.

Su propuesta consiste en la transformación del espacio interviniendo en el suelo del Palau Montagut con cinta señalizadora amarilla y negra. Su objetivo es convertirlo en un espacio modificado por efectos ópticos y cinéticos. El proyecto Out of Neither tiene la particularidad de adaptarse al espacio, siempre desde el análisis de la arquitectura del lugar, reinterpretándola y trabajando sobre los límites de la misma

Las franjas diagonales amarillas y negras son los elementos básicos de la obra: generan la forma, el color y la textura. Son tomados como píxeles que se combinan mediante un sistema binario sencillo que se torna complejo desde el momento en que se aplican direccionamientos vectoriales y distintas fórmulas matemáticas para crear efectos de movimiento o distorsión. Este efecto pixelado origina formas cercanas al Op-art, un estilo de arte visual que utiliza ilusiones ópticas, que obligan al espectador a establecer continuamente relación visual con el entorno, desde diferentes perspectivas, para la correcta apreciación de la obra.