*Instalación invitada por el Proyecto Transefímers de la Xarxa Transversal

El equipo que presenta el montaje Crescendo en el patio del Palau Despuig, está formado por Javi Albo, Judit López, Marta López, José Rotger y Xavier Solsona, todos ellos arquitectos y miembros del Grupo de Investigación AIEM (Arquitectura, Energía y Medio Ambiente) de la ETSAB-UPC (Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona, ​​de la Universidad Politécnica de Cataluña).

AIEM es un equipo multidisciplinar formado por arquitectos, ingenieros, físicos y estudiantes de últimos cursos de grado y postgrado. Trabajan en diferentes ámbitos de la arquitectura, uno de ellos enfocado a proyectos efímeros, y participan en festivales de intervenciones temporales.

La realización de “Gotes de llum sobre l’empedrat” (Jardins de Llum, Manresa 2016) proponía unos regueros de gotas de luz que se deslizaban entre las grietas de los adoquines, poniendo en valor la escala existente. Este proyecto obtuvo un diploma en los Premios Emporia 2016, Premios Nacionales de Arquitectura Efímera.

En la instalación “Lavaregam” (Lluèrnia, Olot 2016), el montaje de iluminación sobre el tema Luz y Fuego recreaba la lava de un volcán en erupción en un pozo de alcantarillado. Este proyecto ganó el Premi Emporia d’Or 2016 a la mejor instalación efímera.

Las últimas intervenciones son “Reculllallum” (Jardins de Llum 2017) y una propuesta para Lluèrnia 2017 que se podrá visitar en su próxima edición.

Sabemos que una persona o un objeto conocido, cuando más lejos se encuentra de nosotros, más pequeño lo vemos. Esta percepción nos permite apreciar visualmente las dimensiones del espacio y los tamaños de las cosas, entendidas a través de la perspectiva. Utilizando sus leyes, nos proponemos cambiar la percepción de las medidas de algunos objetos para crear una ilusión óptica que modifique la percepción del espacio.

Aprovechando la oportunidad de encontrarnos en el patio del Palau Despuig (que acoge la Escuela y Conservatorio de Música de Tortosa) hemos escogido el término musical “crescendo”, con la voluntad de expresar que la escalinata de piedra es mucho más larga de lo que parece.

Esto lo conseguimos forzando la fuga de la escalera con una alfombra que disminuye su anchura progresivamente, manipulando la altura y el número de peldaños de la escalera existente y, por último, con unas siluetas de personas que potencian el efecto óptico haciéndose pequeñas mientras acompañan la escalera en su nueva dimensión.